Tiro con caballos

 

    En los últimos años, el interés por el tiro con caballos ha experimentado un renacimiento. Los caballos o ponis tiran de carros o alguna de las muchas variedades de carruajes, de forma individual o por parejas. Los tiros de cuatro se usan para coches de largo recorrido. La mayoría de los caballos se adaptan muy bien al tiro.

Iniciación y adiestramiento:

Los caballos son iniciados a llevar arnés, que comprende brida, riendas largas, silla o albarda trasera, y, alrededor del cuello o pecho, un collar o apero en el que se enganchan unas tiras largas, llamadas varas, que arrastran el vehículo. El cejadero del arnés, que se coloca en la grupa del caballo, es una ayuda para enseñar al caballo a detenerse o recular.

El paso siguiente es colocar al caballo entre las varas de un carro de adiestramiento. El adiestrador se coloca detrás del vehículo, controlando al caballo por medio de unas correas (riendas largas). Cuando el caballo se acostumbra a tirar del peso, el adiestrador se sube al carro y lo guía desde el asiento. Los pasos normales son paso, trote corto y trote largo. Cuando los caballos vayan a tirar con otros, se debe comprobar si trabajan mejor en un lado o en otro, y, en los tiros de cuatro, si van mejor abriendo o cerrando el tiro.

Conductor:

El conductor, llamado de forma coloquial cochero, se sienta erguido. En las carreras de sulkys (nombre de los coches de carreras de tiro), el yoquey lleva ropa protectora contra el polvo y casco. El conductor sube al vehículo por el lado derecho, las riendas se llevan en la mano izquierda, dejando la mano derecha libre para usar la fusta y para ayudar a manejar las riendas en las curvas. Al caballo se le maneja con instrucciones dadas en voz alta y con señales de las riendas o con toques de fusta.

 


                                                                                               VOLVER